​​​​​

Ocho cámaras consecutivas de molienda, un separador de producto patentado y cortos tiempos de residencia significan que el molino entrega constantemente una distribución de tamaño de producto estrecha sin una clasificación externa.

El IsaMill™ es un molino cerrado. La pulpa viaja a través del molino en un patrón de flujo "pistón" por entre consecutivos discos de molienda. Los medios recirculan entre los discos rotatorios que distribuyendo la acción de molienda a través del IsaMill™. La molienda se realiza mediante la atrición y la abrasión de las partículas en contacto con los medios pequeños que circulan a gran velocidad. Este modo de ruptura produce partículas de tamaño muy fino con un consumo de energía relativamente bajo.

En el extremo de descarga del IsaMill™, la pulpa y los medios llegan al separador de producto patentado. Los medios se centrifugan fuera de la carcasa y se bombean de regreso con algo de pulpa al extremo de alimentación del molino. Esta acción retiene los medios en el IsaMill™ sin la necesidad de mallas finas mientras que la pulpa molida sale por el centro del separador del producto.

La gran eficiencia del IsaMill™ proviene de su capacidad para usar medios pequeños, con una gran área superficial y elevada frecuencia de colisión medios/partículas. Los medios pequeños pueden seguir moliendo la alimentación de partículas gruesas debido a su gran velocidad – hasta 22 m/s. La elevada intensidad de potencia resulta en un molino pequeño con tiempos cortos de residencia – menos de un minuto – lo que evita la sobre molienda. Esto, junto con las 8 etapas consecutivas de molienda y el separador de producto, produce una distribución bien definida del tamaño sin una clasificación externa.

Esta es una de las claves de la eficiencia energética del IsaMill™ - la energía es dirigida a las partículas más gruesas y no se desperdicia en las finas, las cuales abandonan rápidamente el molino.