Simplemente, la eficiencia energética se debe al tamaño de los medios de molienda. Los medios más pequeños tienen más área superficial y una frecuencia más alta de colisión de partículas/medios, haciéndolos más eficientes. La alta intensidad en el IsaMill™ significa que los medios pequeños pueden romper las partículas gruesas. La gran escala del IsaMill™ hace que la eficiencia esté disponible para la molienda secundaria/ terciaria.

La elevada eficiencia energética de los molinos con agitadores en comparación con los molinos de bolas es bien comprendida. El uso de molinos de torres como una alternativa eficiente energéticamente a los molinos secundarios o los molinos de bola para la remolienda se convirtió en una práctica común en la última parte del siglo pasado. Tradicionalmente, este aumento de eficiencia energética se atribuyó a la diferencia entre la molienda por fricción de los molinos de torre y a la molienda por impacto de los molinos de bola. Sin embargo, por mucho el factor más importante para la molienda fina es el tamaño de los medios de molienda, y por lo tanto, la velocidad de fractura. Los medios de molienda pequeños tienen una mayor área superficial, lo que se traduce en una mejor transferencia de energía. Aunque los Molinos de Torre realizan una molienda completamente por atrición, están limitados a usar medios relativamente gruesos bolas de 12 – 25 mm. En contraste, el IsaMill™ puede operar con medios muchos más finos (por ejemplo, 1 mm) e intensidades de entrada de energía mucho más altas.

 

  Intensidad de Potencia (kW/m3) Tamaño de los Medios de Molienda (mm3) N° Bolas
(per m3)
Área Superficial (m2/m3)
Molino de Bolas 20 20 95,500 120
Molino de Torre 4 12 442,000 200
IsaMill™ 400 1 1,146,500,000

3,600

 

La selección de los medios de molienda tiene influencia importante en parámetros del molino tales como la eficiencia energética, desgaste interno y costos de operación. Con la introducción de medios cerámicos económicos , la eficiencia energética de los IsaMills™ aumentó dramáticamente.​​